itenes

SEPARACIÓN DE METALES FERROSOS

En una planta de tratamiento de residuos que se ocupa de residuos municipales, vidrio, RAEE, escoria de postcombustión, etc.) una de las primeras operaciones realizadas es la extracción y recuperación de metal ferromagnético.

Esto sucede porque:

  • Las intrusiones ferromagnéticas contenidas en el material tratado suelen ser las que se encuentran en mayores cantidades;
  • Los metales ferrosos son fáciles de extraer;
  • Comprar un separador magnético no es costoso;
  • La extracción de material ferroso implica una mayor calificación del material tratado, así como un excedente resultante de la venta del metal;
  • La extracción de metales evita que se dañen otras maquinarias;
  • El proceso de extracción es automático y permite que los empleados sean asignados a otras tareas dentro de la planta de reciclaje.

La separación del metal ferroso se produce gracias al principio de atracción magnética: el campo magnético generado por imanes permanentes o eléctricos atrae las intrusiones ferromagnéticas, extrayéndolas del flujo de residuos.

Existen diferentes tipos de separadores magnéticos que se pueden instalar en una planta de tratamiento de residuos, dependiendo de la cantidad y el tamaño del metal ferroso que se va a extraer.

NUESTROS SEPARADORES DE METALES FERROSOS